Después de Yo Propongo

Después de Yo Propongo

 

En el verano de 2010 lanzamos Yo Propongo como un esfuerzo para impulsar mejores políticas públicas desde la ciudadanía a través de la tecnología. En sus comienzos la plataforma no era más que un blog, algunas cuentas en redes sociales y decenas de jóvenes entusiastas dedicando muchas horas a hacer que todo funcionara.

En cuestión de meses, logramos lo que muchos nos dijeron que no iba a ser posible. Miles de personas estaban participando, las propuestas estaban arrojando información relevante y había personas en el gobierno dispuestas a escuchar y utilizar esta información para mejorar los programas públicos a su cargo.

Pronto nos dimos cuenta que el principal reto iba a ser encontrar un modelo de sustentabilidad que nos permitiera tener un impacto cada vez mayor. Con el tiempo también aprendimos a encontrar los elementos en el sistema que nos permitieran avanzar dados nuestros recursos. Sucedía, por ejemplo, que pasábamos meses impulsando una propuesta en una agencia gubernamental que al final no estaba interesada en cambiar las cosas, pero en otras ocasiones, afortunadamente, pudimos trabajar en conjunto con innovadores públicos para aplicar miles de propuestas a programas con impacto directo en millones de ciudadanos.

Durante estos años hemos tenido muchos errores y aciertos, y sobre todo muchos aprendizajes. Entendemos que no existe un modelo único o una receta a seguir para cumplir con nuestra misión, sino que tenemos que adaptarla y actualizarla constantemente. Sin duda, hasta ahora los resultados y el alcance van mucho más allá de lo que nos imaginábamos al comienzo. Hoy, el proyecto que comenzó como Yo Propongo se consolida a través de dos vías distintas.

Por una parte, nuestra experiencia en Yo Propongo nos permitió fundar OPI: Inteligencia Participativa, una empresa social que desarrolla tecnología de punta para que los gobiernos cuenten con herramientas de información y colaboración con los ciudadanos que apoyan a la formulación de mejores políticas públicas con un enfoque en la apertura y la participación.

Por otra parte, el compromiso con nuestra comunidad en la Ciudad de México nos llevó a la creación de Brújula CDMX: Una plataforma independiente que dará a los ciudadanos un canal para conocer las metas del GDF y las estrategias empleadas para llegar a ellas. La idea es que los ciudadanos de la Ciudad sigan enviando sus propuestas y abrir un diálogo directo con los responsables de implementar dichas estrategias.

Agradecemos a todos los que han hecho esto posible, ya sea dedicando horas de trabajo, mandando sus propuestas o simplemente creyendo en la idea y su potencial. A todos los invitamos a que sigan participando como parte de la comunidad de Brújula CDMX y sigan los pasos de OPI mientras busca llevar este modelo al resto del mundo.

Atentamente,

El equipo de OPI

Descarga este documento con la historia detallada de Yo Propongo